lunes, 19 de mayo de 2014

DESCUBREN BIBLIA DE MÁS DE 1500 AÑOS


70 libros de metal hallados en Jordania podrían cambiar la historia bíblica


La historia tras el descubrimiento de los textos más antiguos del cristianismo

Arqueólogos británicos aseguran que fueron escritos dos años después de la muerte de Jesús.
Ampliar
Una inundación ocurrida hace cinco años en un árido valle del norte de Jordania dejó al descubierto dos nichos dentro de una cueva, uno de ellos marcado con una menorah, el candelabro religioso judío. Un pastor que pasaba por el lugar se encontró, por casualidad, con el curioso hallazgo, descubriendo en él un tesoro oculto por dos mil años. Se trataba de 70 libros de metal, cada uno de entre cinco a 15 hojillas de plomo y sellados con ese mismo material y con cobre, que yacían dentro de las tumbas junto a unos rollos, un cuenco de incienso y otros artefactos.
El pastor no entendió el lenguaje y los símbolos de los textos, pero supo que tenía algo valioso entre manos. Vendió su botín a un beduino israelí llamado Hassan Saeda, quien los pasó en contrabando por la frontera, hoy luce como su dueño y está enfrentado en una ardua disputa con el gobierno jordano que reclama la devolución de los textos.
La batalla no es nimia: los primeros análisis realizados a los códices por un grupo de arqueólogos británicos revelan que podrían ser los textos cristianos más antiguos conocidos hasta ahora y entregar nuevos datos sobre la vida de Jesús y el nacimiento del cristianismo.
Una de las pocas personas que ha visto la colección es David Elkington, un estudioso de arqueología religiosa, quien lidera el equipo británico dedicado a conseguir que los libros sean llevados a un museo de Jordania. Saeda llegó a él para saber el valor de los textos y Elkington alertó al gobierno jordano temiendo que fueran a parar al mercado negro.
El arqueólogo británico, como el resto de la comunidad científica, sabe que si los textos no son judíos, sino cristianos, su valor es muy importante. Esto, porque la arqueología de los primeros cristianos es escasa. De hecho, es sólo por el hallazgo de las cartas de Pablo que se sabe de esta nueva fe tras la crucifixión de Jesús. Pero hasta ahora, nunca ha habido un descubrimiento del movimiento cristiano primitivo.
Una cruz y una tumba
Para Elkington, la evidencia es contundente. El mismo hecho de que se trate de libros -dice- sugiere que son cristianos, ya que los judíos y los romanos usaban rollos. "Es realmente único. Lo que tenemos aquí son 70 libros y cinco o seis rollos pequeños. Hubo una pequeña transición entre los años de pergaminos y los años de los libros. En la Biblia hay muchas menciones de libros que se mantienen sellados. De hecho, los libros sellados se mencionan en el Libro de Apocalipsis", dice Elkington a La Tercera.
No son los únicos signos que avalan el origen cristiano. Uno de los libros, cuenta, tiene unas placas de yeso que representan un mapa de la ciudad santa de Jerusalén. En el primer plano hay una crucifixión y detrás de ella una tumba, que puede ser la de Jesucristo. En otros, hay imágenes del Templo de Jesrusalén y ramas de palma, todos los cuales están asociados con la Fiesta de los Tabernáculos o Sucot, que en su forma más antigua era conocida como la Fiesta del Mesías. "Aunque todavía tenemos que descifrar la mayor parte de la lengua, a través de sus imágenes es muy fácil ver cómo retratan la vida de Jesús", dice.
Otro dato: está escrito en hebreo asmoneo, que es un idioma antiguo de los rituales del Templo de Jerusalén. "No es una lengua hablada. Se usaba en el templo para textos que no debían ser leídos por la población, sino sólo por los sumos sacerdotes", explica y agrega que, posiblemente, los primeros cristianos usaron esta lengua con el mismo fin. Por eso, también los libros fueron hechos en metal, para que no se pudieran editar. Llegaron a Jordania posiblemente en manos de cristianos que huyeron de Jesrusalén tras su destrucción por los romanos, en el año 70.
Edad oscura
Los expertos británicos, que pudieron ver, fotografiar y analizar parte de los libros cuando fueron facilitados por Saeda, creen que los textos tienen unos dos mil años, según las pruebas a los que fueron sometidos. "Creemos que es probable que pertenezcan a la Edad Oscura del cristianismo, que fue un período de unos 20 años, inmediatamente después de la muerte de Jesús. No hay registros de esa época, porque éstos se perdieron cuando los romanos destruyeron Jerusalén y lo que quedó, irónicamente, fue destruido por los cristianos cientos de años después", para evitar que fueran conocidos.
El director del Departamento de Antigüedades de Jordania, Ziad al-Saad, dice que los textos "podrían coincidir o, tal vez, ser más importantes que los Rollos del Mar Muerto", un grupo de 800 pergaminos descubiertos en 1947, en las grutas de Qumran, escritos por la congregación judía de los esenios entre los años 150 a.C. hasta 70 d.C. y que entregan datos del judaísmo, el Antiguo Testamento y el cristianismo. "La información inicial que tenemos es muy alentadora. Parece que estamos ante un descubrimiento muy significativo, tal vez el más importante en la historia de la arqueología".
Dudas
Pero hay expertos que han expresado sus dudas sobre el origen cristiano del hallazgo. En un reciente artículo en el diario El Mundo, Antonio Piñero, catedrático español y autor de numerosos libros sobre la Historia Bíblica, sostuvo que las primeras comunidades cristianas no tenían los recursos para pagar el uso del metal y que no le cuadra, por ejemplo, que en el libro no esté el símbolo cristiano del pez.
Elkington cree que ese análisis es simplista, pues la iglesia primitiva era muy popular y perfectamente pudo sumar esos recursos. "Los primeros cristianos era numerosos. Miles y no cientos de personas recibieron a Jesús en su ingreso a Jerusalén. Además, un texto del siglo I o II, los Reconocimientos Clementinos, habla muy claramente acerca de la comunidad de San Santiago, discípulo de Jesús, que tenía sobre cinco mil personas. Lo que estos códices pueden decirnos es justamente sobre estos grupos, lo que ellos creyeron y lo que Jesús fue", señala.
La carencia del símbolo del pez en los códices es obvia para el arqueólogo británico: "Los peces no existían como un símbolo cristiano en la época de Cristo, ni hubo un movimiento llamado cristianismo hasta alrededor del 63 d.C., cuando el término fue acuñado por primera vez en la ciudad de Antioquía de Siria. Los primeros cristianos se conocieron como Ebionitas y es muy probable que fueran los autores de estos códices. Según los análisis que hemos hecho y la iconografía de los textos, creemos que éstos son del siglo I y que es el más antiguo texto cristiano jamás encontrado. Tal vez de un año o dos después de la muerte de Jesús", dice.

sábado, 17 de mayo de 2014

Compartimos con ustedes:


logo ilov.tv

Serie documental en línea
de la gente welov.

_El Proyecto
ilov.tv es una serie documental en línea producido por Varios Estudio . welov. Documental, welov. Arts & Design, welov. Street Art, welov. Fotografía, welov. Música, welov. Papel, welov.Rendimiento, welov. Historias, welov. Cervezas y welov. personas que aman lo que hacen. Es por eso que empezamos con ilov.tv


# 3. Rousselot - ilo. Tengo caligrafía


sábado, 22 de marzo de 2014

MYTHO TUTÚ - Derivas y Retroalimentaciones. TEATRO SOLÍS

MYTHO TUTÚ - Derivas y Retroalimentaciones. TEATRO SOLÍS



21.03.2014
Algunas fotos desde el cel, de la muestra de hoy en el Solís. En estos días se subirán más fotos. Muchísimas gracias a todos los que de una forma u otra estuvieron. A los que mandaron mensajes, a los que no pueden estar presentes por temas de distancia. Fue una noche muy agradable. Gracias especialmente a quienes participaron del montaje, haciendo, ayudando y sugiriendo cambios para sumar. Gracias totales a Lía Spatakis por generar todo esto y darnos el lugar para mostrar lo que tanto nos gusta hacer.




miércoles, 19 de marzo de 2014

"Abrazos" en el Solís

Este viernes a las 19 hs. se inaugura en el Solís la muestra colectiva MYTHO TUTÚ - Derivas y Retroalimentaciones. En ella estaré exponiendo un Libro de Artista "Abrazos" + algunos bocetos del mismo. La muestra es en el marco del Ciclo 2014de Danza Laboratorio Uruguay de Lía Spatakis. a la cual le agradezco por darme esta grán oportunidad.
Del 21 de marzo de 2014 al 14 de abril de 2014.
Vernissage 21 de marzo, 19 hs.
ENTRADA GRATUITA
Sala de exposiciones de Teatro Solis; de 11 a 19 hs.
Les dejo algunas tomas del libro cuando estaba en pleno proceso. Nos vemos en el Solís.










martes, 18 de febrero de 2014

IUMic*

IUMic* 
* INTERVENCIÓN URBANA DE MICRORRELATOS


QUÉ ES IUMic?



Ciento cuarenta caracteres que recorren la ciudad
Ciento cuarenta caracteres para un relato
Ciento cuarenta caracteres que asaltan la cotidianeidad


IUMIC es un proyecto de intervención urbana con microrrelatos, una narrativa breve que te interpela desde las paredes de la ciudad.

“El negro y empetrolado sentimiento del fracaso amalgamando todas las posibilidades de éxito  en una sola masa desesperante. Lunes.” M. Robaina

Una acción artístico-poética que se nutre de la aportación de escritores y aficionados. Un semáforo rojo en la rutina, una sorpresa al cruzar la calle, un diálogo abierto que le da voz a la ciudad.


Microrrelato, minicuento, minificción

El microrrelato es una construcción literaria narrativa distinta de la novela o el cuento. Es la denominación más usada para un conjunto de obras diversas cuya principal característica es la brevedad de su contenido. El microrrelato también es llamado microcuento, minificción, microficción, cuento brevísimo, minicuento.

Si quieres sumar tu microrrelato, puedes enviarlo a



Deben ser de tu autoría, en castellano y estar comprendidos en 140 caracteres.

THE BOOK OF MIRACLES


Fuente: http://www.taschen.com/pages/es/catalogue/classics/all/03107/facts.the_book_of_miracles.htm?utm_source=tas&utm_medium=nl&utm_campaign=miracles#.UwOJ6GCz-NQ.facebook

Apocalypse then

Iluminaciones renacentistas descubiertas recientemente en las que se reflejan fenómenos fantásticos y milagrosos

El Libro de los milagros que apareció hace unos años y que recientemente ha pasado a engrosar una colección privada estadounidense está considerado uno de los últimos descubrimientos más espectaculares en el ámbito del arte renacentista. El manuscrito ilustrado, que ha llegado hasta nuestros días prácticamente íntegro, fue creado en torno a 1550 en la ciudad imperial libre de Augsburgo (Suabia) y consta de 167 páginas con ilustraciones de gran tamaño a la aguada y en acuarela, en las que aparecen representados milagrosos y en ocasiones fantasmagóricos fenómenos celestiales, constelaciones, conflagraciones e inundaciones, así como otras catástrofes y acontecimientos. Abarca la creación del mundo y diversos episodios del Antiguo Testamento, tradiciones ancestrales y crónicas medievales, así como hechos recientes de la época del autor. Las ilustraciones del visionario Libro de las Revelaciones aluden incluso al futuro fin del mundo.

Las ilustraciones tienen un aire sorprendentemente moderno, en ocasiones delirante, y las escuetas descripciones del Libro de los milagros transmiten una perspectiva única y muy certera de los miedos y preocupaciones vigentes en el siglo XVI, del pensamiento apocalíptico y la expectación escatológica. La presente edición facsímil reproduce por primera vez el Libro de los milagros en toda su extensión y pone una de las obras más importantes del Renacimiento alemán al alcance de los estudiosos y los apasionados del arte. La introducción ubica el códice en su contexto cultural e histórico, y el apéndice incluye una extensa descripción del manuscrito y sus miniaturas, así como una transcripción completa de los textos.
Sobre los autores:
Till-Holger Borchert estudió Historia del Arte, Musicología y Literatura Germánica en las Universidades de Bonn y Bloomington (IN). Este prestigioso experto de la pintura primitiva holandesa dirige desde 2002 el Museo Groeninge de Brujas. Ha sido comisario de numerosas exposiciones histórico-artísticas y culturales, entre otros lugares en Bruselas, Maastricht, Rotterdam, Madrid y Nueva York. Borchert enseñó Historia del Arte en las Universidades de Aquisgrán y Memphis (TN) y dirige el Centro Flamenco de Investigación del Arte en los Países Bajos borgoñeses.

Joshua P. Waterman estudió Historia del Arte en la Oregon State University y se doctoró en Princeton con una tesis sobre la interrelación de la literatura y las artes visuales en el Barroco de Silesia. Reconocido experto en el arte alemán del medievo tardío y las fases tempranas de la era moderna, ha trabajado en el Metropolitan Museum of Art de Nueva York y ha obtenido la beca Andrew W. Mellon para investigaciones postdoctorales en el Museo de Arte de Filadelfia. En la actualidad trabaja como investigador en el Germanisches Nationalmuseum de Núremberg. También ha prestado sus servicios en distintas exposiciones en Nueva York, Filadelfia, Colonia y Brujas.